“Tener sentido de pertenencia”

Publicado: 13 Febrero, 2015  

Atrás quedó el sufrimiento, con el desahogo posterior, en la serie ante Calzada para revalidar la categoría y sostener que Provincial sigue perteneciendo a la elite del básquet rosarino. Este año la realidad es distinta y con el ánimo renovado, la Primera División intentará no sufrir en la parte baja de la tabla para poder apuntar todos los cañones a pelear más arriba.

Para lograrlo, ya se dio un paso fundamental. Es que tras la salida de Marcelo Badosa, que comandó los hilos del equipo superior durante los últimos dos años cumpliendo con los objetivos propuestos, se produjo el retorno a la dirección técnica de Marcelo Roig, quien ya conoce la gloria tras haber logrado el título de la Primera B en 2012, que le permitió a la institución volver a la A tras varias temporadas.

“Las primeras sensaciones de la vuelta son de satisfacción, alegría y felicidad de poder reunirme también con chicos con quienes logramos el ascenso. Siempre está bueno que a uno lo tengan en cuenta en los lugares donde ha trabajado. A uno lo reconforta”, confesó Roig, que además de dirigir a la Primera es el coordinador de la disciplina en la institución.

Hace tres semanas, el plantel comenzó con los trabajos de pretemporada y si bien algunos jugadores todavía no están al 100 por ciento debido a lesiones musculares, el ex entrenador de Temperley se mostró muy conforme con la actitud que muestran diariamente: “A los chicos los he notado con predisposición y muchas ganas, que es lo más importante en esto”. A ello agregó que están muy comprometidos y eso puede darles un plus al momento de la competencia.

A su vuelta, se sumaron los regresos de César Sardo (viene de lograr el título de Primera con Caova), Esteban Capello, Alejo Hidalgo y Guido Rodríguez, además de la incorporación del interno Federico Pérez. En referencia al equipo formado, Roig dejó en claro que “el primer objetivo a corto plazo es hacer una buena primera fase para estar en la A1 (NdR: clasifican los ocho mejores) y a partir de ahí plantear un objetivo en la mitad de año”.

Provincial, a lo largo de su historia, siempre se caracterizó por formar equipos con jugadores nacidos en la institución, que defiendan con uñas y dientes los colores del club. Indudablemente, ello puede otorgarles un plus en momentos claves, en donde el corazón juega su propio partido. “Uno de los aspectos que más me gusta de la idea que me transmitió la Comisión Directiva es el hecho de tener sentido de pertenencia. De los 12 jugadores, 11 serán salidos de las divisiones inferiores del club. Esto nos puede dar un salto de calidad”, afirmó el entrenador, que tendrá como asistentes a Federico Gallo y Renzo Bertolone.

En ese aspecto, las divisiones formativas son vitales en el crecimiento íntegro de cada jugador y Roig es consciente de que el nivel no es el mismo que hace diez años. Para ello, ya se encuentran realizando acciones concretas: “La idea es cambiar la base de la pirámide, haciendo hincapié en Minibásquet y Escuelita donde ya se está trabajando activamente, además de sumar más cantidad de gente. Volver a construirlo va a llevar un tiempo. Tenemos que apostar a mejorar el nivel y no pensar en resultados a corto plazo. Ese es el objetivo”.

Esas importantes categorías son dirigidas por Renzo Bertolone, Federico Gallo y Claudia Velizán en Minibásquet, Adrián Levioso en U13 y U15, Alejandro Fernández en U17 y U13 de la flamante tira “B” y el propio Marcelo Roig comanda los hilos de U19, que en la temporada pasada se quedó con el título en el Nivel B.

Provincial. Más cerca de la gente