Newsletter subscribe

Actualidad, El Club

Institucional: Renuncia en Tesorería

Posted: 20 mayo, 2015 a las 1:21 pm   /   by   /   comments (0)

En la reunión habitual de los martes de la Honorable Junta Directiva del Club Atlético Provincial, Pablo Franchini, quien hasta ese entonces se desempeñaba en los cargos de Tesorero y Vocal, tomó la determinación de renunciar a los mismos. A pesar de ello, se encargó de dejar en claro que como hizo siempre durante su vida social en la institución, siempre va colaborar desinteresadamente para lograr el bienestar de toda la familia provincialista.

Conjuntamente con su determinación, Franchini, que cumplió con una muy buena gestión durante más de 18 meses, presentó una nota, en la cual explicó los motivos de su renuncia indeclinable y explicó la responsabilidad que conlleva el cumplir de forma fehaciente dichas funciones:

“Por la presente, informo mi renuncia a partir del día de la fecha al cargo de tesorero y vocal del  C. A. Provincial de Rosario, labor que he desempeñado con mucha dedicación y responsabilidad.

Motiva tal decisión, la falta de disponibilidad horaria y dedicación que tal función requiere y que por motivos personales de salud y laborales sumado a proyectos comerciales y profesionales que son sumamente necesarios para la mantención de mi familia, hacen que está postura sea justificada e indeclinable. Después de casi 18 meses tomando dicha responsabilidad estoy convencido que los cargos de Presidente, Secretario y Tesorero no pueden ser ad honorem, como establece el estatuto, por la dedicación de horas y sacrificio que dichas responsabilidades demandan.

El hecho de que sea una actividad ad honorem  no implica que uno no le deba prestar parte de sus esfuerzos diarios a solucionar problemas, proyectar y dirigir acciones, atender al socio y otras preocupaciones que son inherentes a la función que uno cumplió hasta el día de hoy. El cansancio y saturación de los problemas sociales en que hoy en día se vive tanto en lo personal como en tareas desarrolladas en mi función de tesorero han ocasionado en mí un malestar y desgaste totalmente lógico.

Doy las gracias a está HJD haber puesto toda su confianza en mis conocimientos y responsabilidad en ocupar la tesorería de nuestra querida institución.

Dejo mi cargo con la conciencia tranquila de haber desempeñado mi labor de forma correcta y dando todo lo mejor  de mí”.

Provincial. Más cerca de la gente