Newsletter subscribe

Actualidad, El Club, Jardín Infantes, main-slider

El Jardín en el Club

Posted: 6 marzo, 2018 a las 10:10 pm   /   by   /   comments (0)

El Jardín de Infantes de nuestra institución es verdaderamente único. Desde hace más de dos décadas se ha transformado en el puntal de la educación de los más chicos, quienes gracias a las bondades que ofrecen nuestras instalaciones, además de divertirse y adquirir los primeros conocimientos en el marco de la recreación, pueden comenzar a realizar actividades deportivas a temprana edad, entre ellas matronatación, con todo lo que significa.

En esta oportunidad, el Diario La Capital de nuestra ciudad graficó el inicio del Ciclo Lectivo de la entidad educativa con esta linda nota, que nos infla el pecho de orgullo:

“Ir al Jardín o al club para los nenes de Provincial es casi lo mismo. El único preprimario con matronatación, natación y gimnasia de la ciudad cumple este mes 24 años y ayer tuvo clase de presentación (en el marco de un inicio de ciclo lectivo que comenzó con un paro de 48 horas, resuelto por la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) y acatado mayoritariamente en la mayoría de las provincias del país).

La directora, Anabel Eirasca, ex patinadora del club, le contó a Ovación que son 140 los nenes (no sólo socios) que concurren al jardín, en dos turnos, en sala de 2, 3 y 4. Y todos ellos trabajan bajo la intervención pedagógica de 12 docentes, más profesores de educación física especializados.

“Los docentes van a la pileta con los chicos clase. Y la ventaja de estar en el club es el uso de las instalaciones: los chiquitos usan las canchas con naturalidad. Y a veces se cruzan con grandes atletas como el gimnasta Nicolás Córdoba (el Colo) un orgullo del club, y lo miran practicar. El contacto con el juego y la actividad física es constante para ellos. Los chicos terminan haciendo algún deporte seguro y muchas veces si sus padres no hacen actividad, se contagian en el mejor y buen sentido de la actividad deportiva”, dijo la docente.

“Lo importante no sólo es para nosotros que aprendan a nadar o la actividad física sino también la socialización que siempre da el deporte, sobre todo el grupal”, comentó Eirasca.

Y reiteró. “Acá se juega, no se busca competencia ni campeones, sino que los chicos y su familia valoren el movimiento y en cuanto a la actividad escolar trabajamos con el método Montesori (apunta, a grandes rasgos, a la independencia del niño). Y hasta cocinan meriendas saludables, aprenden y juegan”.”

Provin, un sentimiento que sigue creciendo