El homenaje a un símbolo

Publicado: 13 Enero, 2015  

Los imborrables recuerdos dentro de la institución, la emoción y un cúmulo de sensaciones encontradas se fusionaron el domingo por la mañana en el homenaje que se le realizó en el Country a Domingo “Chipra” Martino, un histórico socio del club, que nos dejó hace cuatro meses, aunque su legado sigue presente en cada uno de los rincones de Provincial.

La Comisión Directiva, a pedido de los asociados, decidió homenajearlo, poniéndole su nombre con una placa recordatoria a la cancha número dos del Country, en donde mostró sus habilidades en el fútbol interno de Provin junto a innumerables amigos y su querido y siempre recordado hermano Jorge.

Chipra, como lo conocían todos dentro del club, comenzó a desempeñarse dentro del clásico certamen en 1960, lo hizo en la posición de mediocampista por derecha (quizá de allí su sobrino copió muchas habilidades) y siempre defendiendo los colores granates de su amado Mariano Moreno. Con el correr de los años, se ganó el afecto de todos los socios, que actualmente lo siguen recordando por su bicicleta clásica y la boina, que lo ilustraban como lo que verdaderamente era, un buen tipo.

Además de sus habilidades en el verde césped, fue delegado de su querido equipo, caracterizándose siempre por formar grandes grupos de amigos de fútbol, con quienes compartía interminables momentos de risas, anécdotas, picadas y vermouth en su segunda casa.

En la emotiva ceremonia, quien dijo presente (como es una costumbre) fue su sobrino y director técnico de la Selección Argentina, Gerardo Martino, ferviente socio de la institución, que en su juventud compartió la pasión por los torneos internos del club y actualmente disfruta ver a su hijo seguir con esa misma tradición familiar.

El Tata con su simpleza característica recordó a su tío, con quien compartió junto a su padre, la pasión por Provin: “Chipra debe estar orgulloso y parte de él está dando vueltas por éstas canchas. No nos va abandonar, dejó su legado, su docencia y su sentido de pertenencia hacia el club”.

La amistad es el valor más importante que reafirma Provincial desde su concepción y que transmite de generación en generación. Por ello, no es casualidad que Chipra haya forjado innumerable cantidad de afectos, que rememoraron viejas épocas con la emoción a flor de piel.

“Fue una institución dentro del club, un hombre que se ganó el respeto de todos e hizo culto de la amistad”. Con esas sabias palabras, uno de sus grandes compañeros, Juan Carlos Merino, describió la importancia de Domingo Martino en la vida social del Rojo.

Por su parte, Hugo Longo comentó que “fue un caballero, un docente y un amigo de mesa grande”. Mientras que a continuación, Orlando Racciatti lo recordó como un fanático del fútbol y gran formador de distintos grupos humanos, indudablemente la esencia más pura del club.

Cada vez que un arbitro dé inicio a un partido y la pelota comience a rodar en el Country , el ángel de Chipra con su boina nos va a mirar desde arriba.


Provincial. Más cerca de la gente